Esta mañana nos hemos reunido para velar a nuestra querida sardina y darle un emotivo adiós al Carnaval. La Guardería Municipal se unió al velatorio, con los pequeños luciendo sus mejores galas. Tras el emotivo momento, disfrutamos de la tradicional tirada de cántaros, con la participación de niños y adultos de nuestro pueblo.

Todos los niños recibieron un diploma por llevar su mini sardina, que podrán canjear por un vale de material escolar en el Ayuntamiento. Queremos agradecer especialmente a los niños del Centro Cívico por su dedicación en la realización de la sardina y la decoración de los cántaros, ¡y por crear sus propias mini sardinas!
¡Gracias a todos por hacer de este día un momento especial lleno de tradición y alegría!