Turismo histórico y artístico

La Cruz de la Fuente de Abajo

Se encuentra en la fuente del mismo nombre. Datada en 1339, según inscripción indicada en su pie. Es el monumento más antiguo del pueblo.

Se sitúa en la zona donde surgió el pueblo en la repoblación hecha por los caballeros santiaguistas, a finales del siglo XIII, a la entrada por su lado este, y está formada por una base octogonal de granito con una columna cilíndrica en el centro, del mismo material, de la que brotan cuatro caños, alzándose sobre ella la Cruz románica construida en mármol.

La Plaza Vieja

Se cree que este lugar fue los cimientos de nuestro pueblo, ya que alrededor de un pozo que existía aquí comenzaron a construirse las primeras edificaciones, que fueron la calle Tordoya y la calle Sevilla. Fue el centro de la población durante varios siglos. En ella se celebraron festejos taurinos hasta 1626, levantando los vecinos barreras para cerrar el lugar del toreo, y colocándose los vecinos en balcones, ventanas o tejados.

Hoy en día es un lugar de recreo, transformada en una bonita plaza empedrada con la típica calzada portuguesa en mosaico.

Cruz de la calle Tordoya

Monumento situado en la calle que lleva su nombre en memoria de Diego María de la Tordoya, vecino ilustre de Cabeza la Vaca, que, tras participar en la Guerra de la conquista de Granada, 1491-1492, embarcó con Colón en 1492, convirtiéndose en codescubridor del Nuevo Mundo. Está formada por una columna que se levanta sobre un basamento de granito reutilizado de un antiguo molino. El fuste de la columna es de mármol, probablemente también reutilizado de la villa romana situada junto a Cabeza la Vaca, y está rematada por una cruz de hierro forjado.

Cruz del Rollo

Preside la plaza el rollo o picota de principios del siglo XVII, realización de destacado valor por tratarse de la única de su especie que perdura en la Baja Extremadura, y de mucho mayor tamaño que las que se conservan por otras partes de la mitad norte de la región.

Concedido por Felipe II en 1594, la pieza que indica el carácter de Villa y su derecho a ejercer justicia según fuero propio. Como testimonio del deseo del rey, se construye en el año 1600 esta picota.

Morfológicamente se trata de un fuste cilíndrico de granito, sobre triple grada, con remate bulboso, del que se proyectan cuatro brazos, coronado por una cruz, igualmente de granito, la cual ha dado nombre al monumento.

Torre del Reloj y antigua cárcel de la villa

Construida frente a la “Cruz del Rollo”, la torre es una obra civil construida en el año 1770 para colocar el reloj del concejo y junto a ésta, en un solar que había libre, se construye la cárcel. En el Archivo Histórico Municipal encontramos el proceso constructivo de ambos edificios, pues fueron numerosos los pleitos que se dieron por la mala obra que efectuó el maestro alarife, al que se le acusa de emplear materiales de baja calidad.

La “torre y paredón del reloj de la villa” empezó a construirse en 1769, pero por falta de firmeza de la obra no pudo utilizarse hasta el año 1772. Es un edificio de mampostería y ladrillo que consta de dos plantas y una espadaña donde se aloja la campana, datada en 1771.

La Fuente del Rollo

Está situada en el centro de la plaza principal de Cabeza la Vaca. Embelleciendo a nuestro paseo (que es como todos llamamos a dicha plaza).

Constituida por una base circular de granito, con una columna cuadrangular en el centro de la fuente, del que emanan cuatro caños de agua.

Iglesia Ntra. Sra. de los Ángeles

Situada en la Plaza Romero de Castilla. Su construcción comenzó en el siglo XV, aunque se ha llevado a cabo a lo largo de varios siglos. Del siglo XV sólo queda la parte de la cabecera. En el siglo XVII se hace prácticamente de nuevo, al menos su bóveda.

Está fabricada en mampostería y sillares, presentándose los paramentos encalados en algunas zonas. Una pequeña torre, concluida en pleno siglo XVIII, se dispone en la fachada de los pies.

Aunque su valor artístico y arquitectónico no es elevado, sí hay en ella objetos e imágenes de gran valor:

  • Reina de los Ángeles, imagen de estilo gótico tardío
  • Virgen del Rosario, hecha en Sevilla por Juan Argosta en 1816-1819
  • Retablo del Altar Mayor, realizado por Juan Evaristo en 1760 y dorado posteriormente, en 1797, por Francisco Canet
  • “Cruz de oro”, así conocida, aunque es de plata dorada, construida por Cristóbal Gutiérrez, platero de Llerena

Plaza de Toros

Construida a finales del siglo XVIII, comenzando en el año 1789, con las aportaciones voluntarias de los vecinos, tras la prohibición de correr los toros en las calles a través de la Real Orden de Carlos III en 1786.

Está situada a poca distancia de la Plaza de España, plaza principal de la localidad, por la salida hacia Segura de León.
Dota a este pueblo de monumentalidad pero sin romper la estética, pues su forma exterior es robusta y sencilla, encalándose su fachada año tras año.

Su perímetro queda conformado por un conjunto de edificaciones de arquitectura popular que ocultan parcialmente esta construcción.

Conserva en la parte de sol su estructura inicial, formada por asientos revestidos de pizarra y ladrillo que configuran un espacio de gran belleza y aspecto rústico.

El ruedo carecía de callejón hasta el año 2000, en que se le construyó un callejón de madera que protege los antiguos burladeros excavados en el macizo graderío y que conforman estrechas aberturas.

Ocupa una superficie de 2.300 m2, de los que 1.200 corresponden al ruedo, con unos 40 m de diámetro, y el resto, al tendido y a las diferentes dependencias. Su aforo es de 2000 espectadores aproximadamente.

La relevancia de este monumento se refleja en su declaración como Bien de Interés Cultural, en la categoría de monumento, por la Junta de Extremadura, en 1989, enmarcando la plaza en 3ª categoría.